Armando Rodriguez, M.D. El estigma de las enfermedades mentales en la comunidad Latina

Attention: open in a new window. PDFPrintE-mail

expert_profile_arodriguez

Armando Rodriguez, M.D. es un médico internista trabajando para un grupo médico de especialidades múltiples en Miami, Florida. El doctor Rodriguez nació en los Estados Unidos en 1961, dos semanas después de que sus padres llegaran de Cuba. Su practica medica se compone principalmente de pacientes de color en Medicare y Medicaid. Aquí el habla acerca de sus experiencias personales con la depresión, el estigma de las enfermedades mentales en la comunidad Latina y como examina a sus pacientes para saber si tienen una enfermedad mental.

¿Cuál ha sido su historia personal con la depresión?
¿Que lo hizo convertirse en médico?
¿Hay estigma acerca de las enfermedades mentales en las comunidades Latinas?
¿Como maneja su familia su depresión?
¿Diagnostica usted la depresión en su práctica?
¿Por qué es más factible que sus pacientes hablen con usted acerca de su depresión, en lugar de buscar directamente un médico de salud mental?
¿Alguno de sus pacientes ha tenido problemas con el acceso a servicios de salud mental?
¿Qué consejo le daría a las personas que tienen dificultades para tener acceso?

¿Cuál ha sido su historia personal con la depresión?
Desde mi infanciahe sufrido de depresión, ansiedad generalizada y OCD (trastorno obsesivo-compulsivo). Pero no inicie tratamiento psiquiátrico hasta hace cuatro o cinco años atrás. Antes de iniciar tratamiento, había momentos en los que estaba bien y momentos en los que estaba mal. Recuerdo haber tenido ansiedad en la escuela elementaria. Me llenaba de pánico al sentirme tan incomodo en una aula de clase llena de gente. Tenían que llamar a mis padres para que me fueran a buscar a la escuela. Tengo 49 años y es increíble que haya sido capaz de hacer frente a las circumstancias a pesar de todo el stress, no solamente de mi carrera, si no también de la familia y la vida mismas.

¿Que lo hizo convertirse en médico?
Mi médico pediatra fue mi modelo a seguir. El hacia visitas a casa, venia a verme cuando estaba enfermo, fuera de día o de noche. En Cuba el era un pediatra renombrado, sin embargo, después de su exilio de Cuba, el veía pacientes en este país a pesar de no tener una licencia como médico en los Estados Unidos.
A pesar de que ejercer sin licencia es ilegal , el ayudo a muchos niños cubanos y a sus padres recién llegados a los U.S.

¿Hay estigma acerca de las enfermedades mentales en las comunidades Latinas?
El estigma es muy grande. Hay mucho machismo en la cultura, un hombre con depresión es visto como débil. Sí una mujer habla acerca de su depression, es visto como un pecado, algo anti Católico.

¿Como maneja su familia su depresión?
Mi esposa y mis hijos no tienen ningún problema. Mis padres han aprendido a aceptarla, pero en el fondo , lo ven como una falla en mi crianza. Hay un poco de negación, “Oh, no hay problema. Ya se te pasara."  Tengo que explicarles que esto en una enfermedad. Ellos también sufren de enfermedades mentales que no han querido aceptar. No han querido ver a un psiquiatra o tomar antidepresivos. Su excusa es “ No queremos engancharnos con esos medicamentos."   Hay una gran negación de su parte.

¿Diagnostica usted la depresión en su práctica?
Lo hacemos. Básicamente, ulitizamos criterio clínico y observamos cómo se ve el paciente. Se hacen preguntas como "¿Cómo es su estado de ánimo? ¿Ha perdido interés en cosas que antes le interesaban? ¿Ha tenido algún cambio en los patrones de sueño o apetito?" Lo sorprendente es la cantidad de gente que responde: "Sí, mi energía es baja. Mi estado de ánimo es bajo. He dejado de hacer las cosas que me gustaba hacer."

Muchos pacientes con enfermedades crónicas están deprimidos. El hacer estas preguntas nos ayuda a diagnosticar. Por supuesto, buscamos razones secundarías. ¿Podría ser esto causado por un medicamento? Un bloqueador beta? Un diurético? ¿Tienen hipertiroidismo? Estamos siempre en busca de posibles causas en vez de decir: "Usted está deprimido. Aquí tiene una receta para un antidepresivo. Nos vemos más tarde."

También tratamos de averiguar si están de duelo por una pérdida reciente o si la depresión es debido a otras situaciones. En ese caso, es posible que no necesiten un antidepresivo, sino que sólo sea necesario un seguimiento con un psicólogo o un consejero. Deberíamos utilizar un cuestionario de detección de Hamilton, pero desafortunadamente no tenemos tiempo para ello.

¿Por qué es más factible que sus pacientes hablen con usted acerca de su depresión, en lugar de buscar directamente un médico de salud mental?
Puesto que yo soy su médico de atención primaria, es probable que me vean a mi primero. También es debido al estigma en torno a las enfermedades mentales. Algunas personas piensan, "Si tengo que ver a un psiquiatra, eso significa que estoy loco." Tengo que insistir, prefiero que vean a un psiquiatra, sobre todo si se trata de un paciente que ya tiene un diagnóstico de enfermedad mental y está tomando medicamentos. También les insisto si veo que tres o cuatro meses han pasado, hemos intentado diferentes regímenes de medicamento, y no hemos llegando a ningún lado, entonces necesito la ayuda de un psiquiatra.

¿Alguno de sus pacientes ha tenido problemas con el aceso a servicios de salud mental?
En realidad no. El problema con los pacientes de Medicare y Medicaid, es que no siguen las recomendaciones, no hacen las citas recomendadas con los médicos. Les doy una lista de números de teléfono de tres o cinco psiquiatras que me gusta. Cuando vienen a verme de nuevo, les pregunto que si han visto alguno de los psiquiatras?" Me contestan que no.

¿Qué consejo le daría a las personas que tienen dificultades para tener acceso?
NAMI (la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales) es un recurso excelente y que pueden ayudar a la gente a encontrar los servicios en su área.  Las guías de bienestar para la Depresión y trastorno Bipolar en español son útiles para las familias. También puede hablar con sus familiares y amigos, aquellos que no lo juzguen, o un miembro del clero. Hablar sobre cómo se siente puede proporcionar una gran fuente de consuelo, seguridad y apoyo emocional. Miembros del clero podrían incluso ayudarle a encontrar médicos, psiquiatras, psicólogos o consejeros en la congregación.

Otros recursos pueden ser las sociedades médicas locales o, en el ámbito estatal, los departamentos de salud metal. Usted puede llamar y decirles, "Hey, yo vivo en el monte. Mi vecino más cercano vive a cien millas de aquí. Tengo todos estos sentimientos, ¿qué debo hacer? ¿A quién puedo ver?" Es su trabajo ayudarle. Lo más importante es admitir que usted tiene un problema. Una vez que pase ese obstáculo, todo lo demás se vuelve mejor.